Cómo proteger la piel del sol

May 5, 2022 | Consejos de Belleza

Con la llegada del verano todos ansiamos tomar el sol para lucir un bonito bronceado, sin embargo la radiación solar es la principal causa del fotoenvejecimiento. Una exposición prolongada al sol puede causar molestas quemaduras en la piel, y aunque a priori no le demos demasiada importancia, puede complicarse en un futuro cáncer de piel.

Por ello, vamos a ver cómo proteger la piel del sol y cómo exponernos correctamente sin que nuestra dermis sufra los daños de la radiación ultravioleta.

Efectos del sol en la piel

La luz solar es muy beneficiosa para nuestra salud: fortalece nuestro sistema inmunológico, combate la depresión y reduce el estrés. Sin embargo, entre los efectos del sol en la piel encontramos que una larga exposición puede provocar daños importantes.

Tal y como indican en su artículo Eurcerín una larga exposición a la luz solar puede causar envejecimiento prematuro, reacciones fotoalérgicas y fototóxicas e incluso cáncer de piel en el peor de los casos.

¿Es bueno tomar el sol?

Tomar el sol es beneficioso siempre que se haga de forma correcta. Los expertos recomiendan una exposición sin protección de 5 a 15 minutos dependiendo del tipo de piel, en caso de pieles oscuras la exposición sin protección puede llegar hasta los 30 minutos.

Transcurrido ese tiempo es recomendable usar protector solar y no realizar una exposición directa prolongada.

¿Cuánto tiempo es recomendable tomar el sol al día?

El tiempo que podemos estar expuestos al sol depende de varios factores, aunque nunca deberá superar las 2 horas, aunque usemos protección solar:

  • El clima: En verano la radiación solar es más fuerte que en otras estaciones como el invierno.
  • La altitud: La radiación ultravioleta aumenta en sitios altos, por ello es importante protegerse especialmente en zonas montañosas.
  • La hora del día: La radiación UV es mayor en las horas centrales del día.
  • El lugar: Los sitios que reflejen la luz solar como la nieve o la playa hacen que la exposición al sol sea más peligrosa.

5 consejos para protegerse del sol

Ahora que ya has detectado lo importante que es proteger la piel de la radiación solar, apunta estos 5 consejos sobre cómo proteger la piel del sol:

Crema solar

La crema solar es nuestra gran aliada para protegernos del sol. A pesar de que su uso es más común en lugares como las playas y piscinas, es importante echarse loción solar todos los días.

Si te surgen dudas sobre cómo protegerse del sol con crema solar, te recomendamos que te la apliques siguiendo estos puntos:

  • Su aplicación no depende de la estación del año, la crema solar debe aplicarse tanto en verano como en invierno, haga frío o calor, esté o no nublado.
  • La crema solar debe reaplicarse cada 2 o 3 horas para garantizar su efectividad.
  • Usar una loción solar de al menos SPF 30.
  • La crema solar debe aplicarse de 20 a 30 minutos antes de la exposición solar.

Evitar el bronceado

Aunque todos envidiamos los bonitos cuerpos bronceados de las revistas, tenemos una mala noticia que darte: no existe el bronceado saludable.

El bronceado es una forma de defensa que tiene las células de nuestra piel para reparar el daño que produce la radiación solar.

Si quieres una piel bronceada y sin daños solares lo más recomendable es que optes por productos cosméticos autobronceadores.

Evita las horas de mayor radiación UV

Las horas comprendidas entre las 12 y las 16 son las más peligrosas, porque es cuando más potencia tienen los rayos UV.

Evita la exposición a toda costa a esas horas, y si no te queda más remedio que salir al exterior a medio día, recuerda protegerte bien aplicando el resto de consejos que te damos en este artículo.

Evitar superficies que reflejen la luz

En lugares que reflejan la luz del sol como playas, el agua de las piscinas, la nieve, salinas, aeropuertos o exteriores con suelos blancos es más importante protegerse del sol.

Los rayos UV pueden rebotar en este tipo de superficies y hace que la exposición sea más peligrosa.

Ropa

Una de las mejores maneras de protegerse del sol es la ropa. El uso de mangas largas, sombreros y gafas de sol (siempre que tengan protección UV) son un gran aliado para protegerse del daño solar.

Los tejidos porosos como el algodón o el poliéster ofrecen una mejor protección. Existe incluso prendas con protección solar, una solución ideal para impedir que sol penetre por los tejidos.

También te pueden interesar…